COMENTARIOS

(10). Junio de 2013

 

 

 

 

 

 

Artículos

2014

Enero

Febrero

Marzo-Abril

Mayo Junio

Julio-Agosto

 

2013

Diciembre

Noviembre

Octubre

Setiembre

Agosto

Julio

Junio

Mayo

Abril

Marzo

Febrero

Enero

 

 

Comentarios 

AÑO 2012

1. Diciembre  

2. Noviembre  

3. Octubre       

4. Septiembre 

AÑO 2013

5. Enero

6. Febrero

7. Marzo

8. Abril

9. Mayo

10. Junio

11. Julio

12. Agosto

13. Setiembre

14. Octubre

15. Noviembre

16. Diciembre

AÑO 2014

17. Enero

18. Febrero

19.Marzo-Abril

20.Mayo-Junio

21.Julio-Agosto

 

COMIENZA  JUNIO

Los últimos acontecimientos de mayo dan la impresión de que el repentino acuerdo del PP y del PSOE habla de la debilidad del  gobierno. Es evidente que Rajoy se precipita  en un abismo del que no lo salvará la mayoría que tiene en la cámara baja. Daría la impresión de un "salvemos (nos) juntos"  porque de ésta no salimos.

Buenos Aires bombardeada

Para entonces tenía  yo 13 años. Estudiaba en el Nacional de Buenos Aires, un vieja institución educativa que distaba 150 metros de la Plaza de Mayo. Acababa la mañana.  Poco antes de terminar la última hora de clase del 16 de junio de 1955, a las 12.45 una sucesión de bombas que caían sobre la ciudad, precisamente  en Plaza de Mayo, nos dejó a todos atónitos.

La aviación de la Marina Argentina estaba bombardeando Plaza de Mayo para derrocar a Perón. Cuando salí del colegio de la mano de mi padre que se apresuró entre los tiros y las bombas para ir a recogerme, aprendí sin más explicaciones lo que significaba la insensibilidad. Descubrí la cruel realidad de que los fines justificaban los medios.

Vi un camión lleno de gente que iba a la Plaza a defender a Perón volcar y aplastar a sus ocupantes; buses atrapados en medio de  tiroteos que se prodigaban desde los ministerios que aún resistían en manos del Ejército,  y mucho más que los periódicos del día siguiente mostraban en imágines verdaderamente escalofriantes. Lo primero que se me ocurrió pensar a mis trece años, viendo las fotos, es que mi padre y yo pudimos haber sido una de las tantas víctimas que aparecían en los diarios.

La revolución fracasó. Mucha gente murió. Gente simple que iba a trabajar, que cruzaba descuidadamente la plaza para acceder al metro o tomar un bus.

Tres meses después un nuevo golpe terminó con Perón, pero no con el peronismo que, 60  años después, en una Argentina que perdió el rumbo,  sigue siendo bandera de justicia social, independencia económica y soberanía política. Claro que solo  bandera; una bandera sostenida por un mástil de cartón en manos de cualquiera.

Nadie recuerda ese día. Acaso porque cuando el terrorismo lo ejerce el poder...

Un padre, los deberes del hijo y "no tengo el libro para hacerlos"

Fiel a la realidad antes que a las ideologías, me voy a permitir poner la pica en Flandes

Se vio por televisión a un padre que decía que al preguntarle a su hijo porqué no hacía los  deberes éste le contestó  que no podía hacerlos porque no tenía el libro.

Protestaba el padre porque  no tenía dinero para comprarle el libro en cuestión. Desocupado el padre, la madre y hasta la tía abuela (que ni siquiera se sabe si existe) al pobre hombre y a su mujer  no se les ocurrió pensar  que con pedir el libro prestado y sacar fotocopias (algo ilegal) podía solucionar el problema del niño. Nadir puede dudar de la preocupación de un padre que padece tamañas dificultades aunque sí juzgar su actitud: no estar en el hijo.

Pero hay algo peor. ¿Al maestro de ese niño no se le ocurrió prestar ayuda al pequeño sacando las fotocopias necesarias para que  pudiera salir del apuro? No. No se le ocurrió. Él está para enseñar, no para resolver los problemas económicos de las familias carenciadas.  Esto me recuerda que en ocasión en que siendo presidente del AMPA de un colegio público en Guadarrama, el único que había por entonces, se decidió de común acuerdo que unos dineros que estaban disponibles se destinaran a la compra de ordenadores para facilitar la gestión de los maestros y para alentar su uso entre los alumnos. Se opuso un padre: "Si lo hacéis os denunciaré por malversación de fondos" Los ordenadores los tiene que proveer el estado y no el AMPA". Mi respuesta fue que si bien su conclusión era correcta, el interés de los niños y el reclamo de los maestros justificaba la iniciativa. Por supuesto no se adquirieron. Yo llevaba entonces 15 días viviendo en España y no sabía en qué podía terminar el desaguisado. De lo que sí me enteré es que el señor pertenecía a un partido de izquierda-izquierda. Si algo así me sucediera ahora y yo tuviera los 54 años que tenía entonces de la primera trompada lo dejaba KO.

Me acordé de la Argentina donde apenas unos años antes en una urgencia con una de mis hijas, internada en uno de los mejores hospitales de Buenos Aires, tuve que ir a comprar sábanas, remedios y agujas para pinchar a la pobrecita porque el hospital no tenía presupuesto para tales recursos. Cuando salí a la calle a hacer la compra vi el cielo iluminado con fuegos artificiales: en una cancha de fútbol cercana, festejando un aniversario de la Ciudad, se habían gastado 8000 dólares  en los efímeros fueguitos. El municipio no tenía para medicinas pero sí para luces artificiales.

Consecuencias de la escasez

He escuchado por segunda vez en un noticiario de la televisión a una periodista  decir "ANDARA" en lugar de ANDUVIERA. Podemos aceptar que se diga "el qué" en lugar de "qué cosa" o "si vendría" por "si viniera" (en Asturias), o americanismos que al fin y al cabo son de gran riqueza aunque no gusten a una señora-señorona que me reprochó no saber castellano ("una lengua por la que siento devoción" decía),  porque utilizaba en mis escritos palabras habituales  en Hispanoamérica  o muchas otras que van invadiendo el habla cotidiana.

El hecho es que seguramente han puesto en el telediario a un periodista barato, recibido por correo -bah, por e-mail, como más de un doctor que anda suelto por ahí. La escasez puede con todo.

No nos engañemos: la investigación, la educación , la sanidad andan escasas. Como no alcanza el presupuesto, los pobrecitos -dicho con todo dolor- que padecen minusvalías graves, no tienen atención especializada. Uno explica a los matones que nos dicen porqué es así y la respuesta es  siempre la misma: no se puede pagar asistencia a domicilio porque no hay dinero; no se puede pagar a las madres de los enfermos una subvención porque  no hay dinero;  no se puede... Pese a todo ninguno de los politicastros que andan sueltos por el congreso han dejado de usar coches oficiales, no han dejado de encenderse las luces a pleno en la cámara de diputados (si parece la época de la emperatriz Sisí!),  ni , ni, ni...

Tendrían que aprender del presidente de Uruguay que vive en una casa de 46 m2 y vive de lo que produce su pequeña huerta. ¿Han visto alguna vez a un tal Pujalde  decir algo lúcido? ¡Pero se viste que se viste el di-putado!

La Mato (no es que esté por matar a nadie; se trata de una de las ministras de Rajoy)

Como si fuera poco el disgusto que la UE le está dando al gobierno, la ministra Mata se ve envuelta en una nueva denuncia: la GURTEL le ha pagado un viaje con toda su familia a Disney París. Son de tan bajo nivel que se hacen pagar un viaje a Disney World teniendo a su alcance -ya que se lo "regalan"- la posibilidad de "pedir " que les costeen un viaje de más envergadura (me refiero a la calidad del lugar). Tratándose  de un regalo, bien podrían irse a  Austria  o a New York. Pero no, se van a ver al Pato Donald. El cerco de Ana Mato, SÁNCHEZ-MELLADO Madrid. La ministra, acosada por los regalos de Gürtel a su exesposo, prefiere el coste político a exponer su vida privada

Paradoja

No deja de ser paradójico  que se tranquilicen las aguas del maremoto español porque en Bruselas Rajoy y su corte de ministros hayan logrado un cierto acuerdo con la dictadura europea que nos maneja.  La paradoja consiste en que el acuerdo ha echado en el olvido a 6 millones de desocupados. Me recuerda a un tal Menem que decía que "no estamos bien, pero vamos bien" cuando la Argentina comenzaba a desaparecer.

Todavía los hay

Nadal, un joven de excepcional calidad humana que así como se destaca en tenis podría hacerlo en cualquier otra actividad, acaba de ganar Roland Garros. No menos "persona" es Ferrer, su rival en la final, también español. Ejemplo en un momento en el que sus calidades de hombría de bien escasean.

Aunque no faltan de los otros

 

MOLESTA INTOLERANCIA

Interrumpen la final de Roland Garros para protestar contra el matrimonio gay (FOTOS). ¿Dónde ha ido a parar la fraternidad francesa; y la igualdad?

 

Son todos iguales

 

Se ha hecho público que "el" "Nacho", presidente de la comunidad de Madrid, acaba de anunciar que se va a construir un aeródromo para acceso de aviones particulares -ejecutivos y demás. Nos cuenta este señor que es una mera casualidad que se construya en las cercanías de Eurovegas, el gran casino que transformará a Madrid en un garito gigantesco. Claro que, como él mismo dice, la gente seguirá viajando por Barajas y su proximidad con el garito es una mera "casualidad" y  bla, bla, bla.

 

Es que nos toman por idiotas. Lo más curioso es que Rouco Varela no comente acerca del garito -como tampoco lo hará del aeródromo. No entiendo aún cómo a Rouco Varela se le ha ocurrido pensar que una forma de evitar la fornicación bien podría ser la de seccionar el miembro viril de los españoles, con las ventajas que conllevaría: no habría abortos, ni violaciones, ni putas, ni, ni,ni... ¿Como no se le ha ocurrido aún?  Después de todo, esto de autorizar a fumar en el garito, por ejemplo, dado el mal que hace, podría disminuir el desempleo, aumentar la producción de cigarrillos, aumentar los puestos de trabajo en los hospitales, en los cementerios y ¿qué no?. Poca imaginación, Don Rouco y Don Nacho. Hay que ser valientes y decir las cosas como son.

 

El amigo Wert

No sería necesaria una extensa explicación para reprobar el proyecto educativo que promueve Wert. Es natural que así sea cuando en el hombre palpitan las cosas antes que el hombre mismo, cuando vale más "tener" que "ser"; cuando el saber se mide estadísticamente, cuando la educación apunta a los contenidos y desdeña las actitudes; cuando hace trabajar al cerebro como disco duro y no favorece la creación de estrategias para que prevalezcan los valores que nos empujan al conocimiento.

Ese hombre que se está promoviendo desde el gobierno, es un ser que percibe la realidad pero nada más. Es el tipo que no ve más allá de lo que mira. Ve la foto de la realidad, pero no puede ir más allá. Si la pensara elegiría lo que más le interesa de lo que ve, descartando aquello que le es indiferente .  Una vez elegido lo que necesita crearía una estrategia que lo autorizara a ampliar su proyecto. La estrategia se ampliaría porque pasaría a un nuevo estadío: el de la reflexión. La reflexión lleva a más opciones , cada vez más cercanas entre sí. Es en este momento en el que el hombre ha dado uno de los primeros pasos para llegar al conocimiento. Cabría que nos preguntáramos ahora cuánta gente llega a la reflexión o, más sencillamente, a pensar.

Educación y el futuro

Con motivo de su graduación,  un número de egresados se negó a dar la mano al ministro en el momento de la entrega de sus nuevas credenciales. Le pasaban por delante como poste que se ve desde un tren a toda marcha. El tal Wert no se conmovió demasiado, aunque se notó que lo tomó por sorpresa. El desprecio mostrado da la pauta del irrespeto que despierta un hombre que pasará a la historia como el ministro al que más se ha vituperado. Todo sonrisa, como es habitual en él, hizo algún comentario que ni vale la pena recordar, aunque en el fondo daba a entender que no pensaba alejarse del cargo, que era el precio que había que pagar para terminar con los sucesivos cambios que se habían producido  los últimos años con "resultados que saltan a la vista: deserción, sobre todo.

No mucho después salió al aire  una mujer del equipo del susodicho que manifestó que el sacrificio que ahora tenían que pagar muchos estudiantes era la primera etapa de un  proyecto que a continuación florecería  con nuevos aportes que sin duda beneficiarían a futuros estudiantes.

En pocas palabras el proyecto está en manos de quienes no reconocen la realidad  -no se puede dejar librada al azar de circunstancias penosas a toda una generación de universitarios -  a menos que ya se haya asumido que  España fundamente su futuro en el turismo y en la inmigración masiva de "manolitos" que se instalarán en las playas a vender paellas y mariscos y de putas que se servirán alegremente del dinero que cuatro infelices que no se animan a desatarse en sus propios países, tal cual sucede, por ejemplo, en el norte de México. Se  ven allí las atrocidades más escandalosas según nos mostraba un programa televisivo que, lejos de criticar lo que se "COCINABA" para subsistir  se mostraba complaciente con unas pobres chicas que ya habían vendido sus cuerpos vaya uno a saber en beneficio de quién; lo más bajo de una sociedad que no tiene más salida que atravesar el alambrado que la separa de EE.UU.

Necesitamos  un mallado que sostenga  el florecimiento de actividades que aporten al PIB las verdaderas riquezas que hacen a una nación: su industrialización y lo que deviene de su puesta en marcha: las medianas empresas que tercerizadas por la gran industria den empleo a los miles y miles de trabajadores que ahora agonizan en sus hogares.  Pero cómo lo lograremos si un Díaz Ferrán es un sinvergüenza que ha destruido todo lo que ha tocado y robado a mansalva y su sucesor que manifestó no hace mucho que no entendía porqué las empresas no podían crecer allí donde hubiera mayores beneficios o hasta que el dinero que ganaban tenían el derecho de invertirlo o enviarlo allí donde más rindiera.

Israel crea 500 empresas por día. Las vende a Sudamérica y a África. Les presta ayuda una vez instaladas. Se trata de proyectos que por lo general tienen que ver con las no ya tan nuevas tecnologías. ¿Estará pensando el gobierno que con los créditos que va a otorgar a jóvenes emprendedores éstos sabrán qué hacer ¿Se ha pensado en guiarlos, acompañar sus emprendimientos?

Así no vamos a ningún lado. La sociedad española está atomizada. Las escasez la está destruyendo, está enfrentando a la ciudadanía;  el gobierno violentando cualquier principio que la empuje a una puesta en común. No hay ideas, no hay gente emprendedora; los políticos, a los que criticamos por corruptos son algo peor: son incapaces, no están en condiciones de afrontar un mundo que va a toda velocidad; basta con verlos hablar por televisión; no hay un programa de televisión que aborde la realidad desde la realidad misma (no siendo el de Ébole que entrevista a gente que sí sabe de lo que habla, que ve el mundo y ve a España en el mundo.

El periodismo

Solemos escuchar que una de las características más penosas de los periodistas es que opinan acerca de todo, como si fuera posible que un hombre tuviera esa capacidad supra-humana de tener conocimiento de los temas más variados. Seguramente se deba a que el mare magnum de acontecimientos y la necesidad de vender de los medios los va impulsando a ello pero, sea como fuere,  nos vamos acostumbrando, antes bien que a la certeza que debe animar al periodista en sus comentarios,  al  montaje, que la enmarca de tal modo que "el informar"  quede en manos de cualquiera. La frecuencia de impacto de la presencia del periodismo en la gente es de las mayores que tiene cualquier profesión, pues afecta intereses comunes a toda la sociedad.

Sin embargo el problema no solo atañe a los periodistas. En general todos, cualesquiera sean las profesiones que ejerzamos, carecemos del conocimiento básico que es menester poseer para abordar los fundamentos, las raíces del mal que nos aqueja.

El hecho de que un periodista esté bien informado no es patente suficiente para que su opinión tenga un alcance tal que lo autorice a crear opinión. El alcance de sus comentarios tiene que carecer de ideología pues ésta en si misma no es abarcativa  de la realidad. Crear opinión no es conseguir que la gente adhiera a lo que se le dice sino alertarla  de que tiene que abrirse a los cambios por los que se va deslizando la realidad. Un periodista no puede manifestarse en contra del aborto. Su obligación es decir que pese a que no lo comparte es deber de la gente analizar detenidamente cualquier decisión que tome, en uso de la plena libertad de conciencia que su naturaleza, circunstancias y vivencias futuras autoricen.

Si el periodismo fuera algo más allá podría analizar  las tribulaciones por las que un hombre pasa para llegar a esos extremos; interpretar  porqué un ser humano  puede llegar a tamaño desorden afectivo, porqué hay momentos en que la voluntad humana  despoja a la conciencia de todos los valores que ha atesorado a la largo de una vida, en fin , todo aquello que deberíamos recrear, aún en los momentos más difíciles, para no perder de vista las armonías que templan nuestra vida: el afecto, la voluntad, la libertad y la inteligencia.

Claro que para eso es imprescindible tener conocimientos que exceden la fórmula del suceso que lo llama a informar:  "que- como-donde-cuando y porqué". Todavía queda un refugio: la prensa escrita, que, acaso por no adherir a lo que acabamos de describir, tiene cada vez menos lectores. Los telediarios se llevan todo. El juicio de la gente es demoledor. "No leo los diarios porque los telediarios  me informan sobradamente".

Bárcenas, preso.(Ver JUNIO 13)

Es tal el desasosiego de la gente que no bien el juez lo metió preso el comentario fue que pronto saldría "porque si se pone a hablar..." Veinte años en el PP sin que nadie se diera cuenta que metía la mano en cuanto cajón encontraba un céntimo. ¿Extraño, no?

Cada vez me convenzo más de que este hombre, Bárcenas, pese a que  han sido negadas las conclusiones de que existe un biotipo que identifica a la gente con sus actitudes,  tiene toda la pinta de ser un delincuente (así como  Rajoy de ser un buen tipo). Lo que repugna de Bárcenas es que tiene un ego exultante y una sonrisa hipócrita. Tanto que si fuera inocente nadie se lo creería.